243

12:00

Aquí no huele a Panamericanos

Publicado por morphin |


No es que aquí no pase nada, sino que los contextos son totalmente opuestos.

Hace unas semanas le dije a alguien: ¡No compres un llavero de "Huichi", no seas parte de esa mercadotecnia!, y esa persona me contestó: "¿En verdad crees que a los huicholes les molesta lo de la mascota de los panamericanos? Me respondí a mí misma que difícilmente podría importarte algo de lo que no estás enterado. Acá en la Sierra, en donde viven los wixaritari, son muy pocas las personas que saben que en Guadalajara están viviendo una "fiesta panamericana".

Yo estaba segura de que les importaba mucho, pero no quería conservar la duda y me di a la tarea de descargar y leer para mis alumnos wixaritari de bachillerato, tres notas http://www.bbc.co.uk/mundo/noticias/2011/09/110921_huichi_juegos_panamericanos_an.shtml http://www.lajornadajalisco.com.mx/2011/09/09/index.php?section=cultura&article=010n1cul
http://impreso.milenio.com/node/9021098

en donde se mencionaba la indignación del pueblo wixárika ante la mascota "Huichi", una venada que según la explicación dada por los organizadores de los Juegos Panamericanos http://mascotas.guadalajara2011.org.mx/huichi , representa a la cultura wixárika. Traté de dejarles claro qué son unos juegos panamericanos, los beneficios que de haberse realizado correctamente, podrían haber dejado para la ciudad, el estado e incluso el país, y los problemas que existían en torno a eso.

El gobernador de Jalisco ha mencionado en sus discursos, que "huichi" es la representación de la parte cultural del evento, y también una forma de resaltar al principal grupo indígena que existe en el estado. Hasta ahí, todo se escucharía muy bien, el problema surge cuando uno levanta la colorida tela bajo el discurso oficial, y encuentra la cantidad de incongruencias que existen respecto al tema. ¿Cuál es la relación que el gobernador tiene con los wixaritari? ¿No son acaso el mismo grupo de personas que están luchando en instancias internacionales para exigir al gobierno mexicano no permita que una mina canadiense destruya uno de sus sitios sagrados
http://venadomestizo.blogspot.com/ ?

¿La mascota "huichi" defiende eso? Algunos me dirán que se trata de un evento deportivo y que no habría por qué mezclar los temas; seguro serían las mismas personas que felizmente han comprado uno de los muchos artículos conmemorativos que se venden con la imagen de la venada.

¿Qué gana los wixaritari con eso? Absolutamente nada. Si realmente se hubiera trabajado para construir un plan de difusión, con su opinión y consideración, quizá podríamos hablar de un escenario totalmente diferente. Me quedo con la frase que ha circulado últimamente en internet: ¿qué pasaría si se hubiera utilizado la imagen de la virgen de Zapopan como mascota? ¿No es también un símbolo para muchos jaliscienses? ¿No es también una imagen sagrada? Ah claro, ¿cómo se me ocurre algo así? Estamos hablando de un estado en el que la iglesia manda más que el gobierno, a su manera y conveniencia.

Las respuestas que los alumnos me dieron fueron muy variadas: algunos consideraron como una falta de respeto, el hecho de utilizar con fines comerciales, una imagen que en su creencia representa un símbolo sagrado; otros, se mostraron enojados porque aseguraban que podían haberla usado, pero con un permiso previo y si a cambio se hubieran conseguido cosas para ellos (poner atención en el caso de la mina en Wirikuta, algún apoyo económico o la difusión de las artesanías que realizan); algunos más me decían que les parecía emocionante que deportistas y gente de otros países pudiera conocerlos, pero que la verdad ninguno de ellos iba a asistir a las competencias, que deberían hacerlos invitados. Escuché todos sus comentarios y traté de aclarar sus dudas, dejé que ellos me dijeran lo que se les ocurría, que pensaran, que se cuestionaran y reflexionaran qué creían de eso. Pero lo hice una vez que se los había explicado, no saqué conclusiones antes, ni de por hecho que no les molestaría; como sí lo hicieron los que votaron, diseñaron y decidieron que "huichi" sería una mascota.

Este es un tema que en lo personal que me ha dado mucho en qué pensar, conozco a personas inteligentes que defienden los Panamericanos y a otros que los critican, en ambos lados con fundamentos, experiencias y explicaciones. Yo tengo mi opinión propia, pero esta vez quería saber qué opinaban los jóvenes herederos de esa cultura en la que el venado es sagrado. La respuesta que más me impactó y quizá aquella que me hizo pensar más fue la de Santos: "¿Pero por qué tendrían que pedirnos permiso a nosotros para usar el venado? Si no es nuestro, creemos que es sagrado, pero no es de nosotros".

Me quedé pensando en ese sentido de propiedad bajo el que nos movemos diariamente. Aquello en lo que creemos es nuestro, vamos todos los días señalando lo que nos pertenece: "mi amigo, mi religión, mi familia, mi país, mis cosas". En lo que él me respondió, encontré un grado de libertad enorme, que muchos desearían tener por lo menos un poco. Quizá su contexto de vida todavía no le permita entender situaciones como esta, la lucha de intereses, la justicia, la igualdad, el respeto; y creo que gran parte de esta interpretación se debe a que a su alrededor las cosas todavía no se manejan así, como lucha por sobrevivir. Él tiene muchas cosas por qué preocuparse antes de pensar en uno juegos panamericanos, esos que no sabía ni en qué consistían. Yo les preguntaba ¿qué ganaban? Y el me hizo ver que no buscaban ganar algo de un tema que desconocen y que les resulta lejano.

Hay muchas personas que ignorarán todo lo que hay detrás y se quedarán con la imagen de que en Jalisco hay una relación estrecha y positiva con los indígenas wixárika, porque así lo dice el gobernador, y porque hay una venadita rosa como mascota. Algunos podrían decir que si no lo saben, entonces no les molesta. Así se alimenta la cadena de desinformación y búsqueda de ventajas a partir de eso.

Ver esa imagen de "Huichi" en una lata de pepsi que llega hasta la sierra, a muchos les resulta totalmente indiferente.

1 comentarios:

Veronica Munguía dijo...

Tremendo, cierto, contrastante. Me gustó mucho.

Subscribe